Home Noticias Vídeo del lanzamiento del Ariane 6: mira el último vuelo del cohete...

Vídeo del lanzamiento del Ariane 6: mira el último vuelo del cohete europeo

7
0
Vídeo del lanzamiento del Ariane 6: mira el último vuelo del cohete europeo
ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab

Por fin, el tan esperado cohete europeo ha ganado sus alas.

El martes, a las 15:00 hora del Este, una década después de que la Agencia Espacial Europea pusiera en marcha un plan para un nuevo y poderoso vehículo que llevaría las ambiciones del continente a la órbita, el Ariane 6 despegó de la plataforma de lanzamiento del Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa. El vuelo debut, después de años de demoras, fue recibido con aplausos, gritos de júbilo y vítores, ya que una vez más otorga a las naciones europeas acceso interno a la última frontera.

El Ariane 6 alcanzó la órbita 18 minutos y 44 segundos después del despegue, pero aún tiene que realizar una serie de maniobras durante las próximas dos horas antes de que la misión pueda considerarse un éxito total.

La necesidad de Europa de viajar al espacio (para monitorear el clima, construir satélites de navegación y explorar la Luna, Marte y más allá) crece cada año. Un cohete construido en el país garantiza que las misiones europeas serán priorizadas en sus propios términos y que el programa espacial del continente no dependerá de la buena voluntad de empresas no europeas o socios internacionales.

“Realmente necesitamos a Ariane 6”, afirmó Toni Tolker-Nielsen, director de transporte espacial de la ESA. Si el vuelo del martes continúa su exitosa trayectoria, añadió, se podrá decir que “Europa ha vuelto”.

Los críticos del programa Ariane 6, sin embargo, no están convencidos de que el cohete resulte ser competitivo a nivel global en el largo plazo, y citan como motivo su tecnología obsoleta y sus costos inflados más allá de lo prometido originalmente.

Antes del martes, las naciones europeas habían estado sin acceso independiente al espacio desde julio de 2023, cuando Ariane 5, el vehículo que precedió a Ariane 6, voló por última vezOtro cohete más pequeño de la ESA, Vega-C, ha estado en tierra desde 2022 Debido a una falla en el vuelo.

En el pasado, muchas de las misiones europeas se realizaron con cohetes Soyuz rusos, pero la invasión de Ucrania por parte de Rusia provocó una ruptura de la relación en 2022, lo que detuvo el uso de lanzadores rusos por parte de Europa.

“Cuando no lo tienes, te das cuenta de lo importante que es”, dijo Tolker-Nielsen sobre un medio construido en Europa para llegar a la órbita y más allá.

Ariane 6 está construido por ArianeGroup, una empresa aeroespacial francesa. Es el último modelo de una familia de cohetes que se utilizan desde la década de 1970. La ESA y Arianespace, una filial de ArianeGroup que opera el vehículo, tenían como objetivo realizar un primer vuelo en 2020, pero los desafíos técnicos, la pandemia de Covid-19 y un cronograma de desarrollo demasiado ambicioso provocaron un retraso de cuatro años.

Según Philippe Baptiste, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia, el retraso se debió en parte a la pérdida de conocimientos técnicos, porque transcurrió demasiado tiempo entre el desarrollo de Ariane 5, que comenzó en 1988, y Ariane 6 en 2014.

Ariane 5 “era un lanzador muy bueno y lo mantuvimos durante demasiado tiempo”, dijo. El cohete solía ser uno de los vehículos lanzados con más frecuencia a la Tierra, pero recientemente se ha visto eclipsado por el Falcon 9 de SpaceX, que ofrece un rendimiento comparable a un precio más económico.

“No hicimos las evoluciones en el momento adecuado, por lo que perdimos algunas capacidades en Europa”, dijo el Dr. Baptiste.

En comparación con su predecesor, Ariane 6 cuenta con varias mejoras, como una etapa superior impulsada por un motor que puede volver a encenderse hasta cuatro veces. Esto hace posible que misiones que requieran órbitas de diferentes altitudes puedan realizarse con un solo cohete. El último impulso también puede utilizarse para maniobrar la etapa superior fuera de órbita, donde se quemará en la atmósfera de la Tierra en lugar de contribuir a la creciente población de basura espacial.

El nuevo cohete tiene una altura máxima de 203 pies y viene en dos versiones. Ariane 62, con dos propulsores, tiene un peso máximo de 540 toneladas métricas en el despegue y es capaz de transportar cargas útiles de hasta 10,3 toneladas métricas a la órbita baja terrestre. Ariane 64 tiene cuatro propulsores con un peso máximo de 870 toneladas métricas en el despegue y puede transportar hasta 21,6 toneladas métricas a la órbita baja terrestre.

La última versión de Ariane 5, por el contrario, podría transportar cargas útiles de alrededor de 20 toneladas métricas a la órbita terrestre baja, mientras que El Falcon 9 de SpaceX Puede levantar allí casi 23 toneladas métricas.

El martes, la ESA está probando la capacidad del modelo de dos cohetes con una serie de pequeñas misiones de empresas privadas, agencias gubernamentales e instituciones de investigación. Algunas de las naves espaciales se están desplegando en órbita alrededor de la Tierra, mientras que otras permanecerán a bordo para recopilar datos durante el vuelo. También se lanzarán dos cápsulas de reentrada como demostración de tecnología que atravesará la atmósfera de la Tierra y que algún día podría traer de vuelta carga del espacio.

Queda por ver si Ariane 6 será competitivo en el mercado espacial mundial. En junio, Eumetsat, una agencia de monitoreo meteorológico del gobierno europeo, adelantó el lanzamiento de Un nuevo satélite de un Ariane 6 a un Falcon 9. Y Ariane 6 no es parcialmente reutilizable, un factor clave que ha reducido el costo del vuelo en el Falcon 9 y ha impulsado la competitividad de SpaceX.

“Es pura cuestión económica”, dijo Laura Forczyk, analista de la industria espacial que fundó la consultora aeroespacial Astralytical. “Si tiras tu cohete después de cada uso, no será competitivo en términos de costos”.

Desafortunadamente, añadió, en muchos sentidos eso hace que Ariane 6 “ya esté obsoleto, incluso antes de estar operativo”.

Ariane 6 fue Se espera que sea un 50 por ciento más barato que otros cohetes de la ESA, aunque su El precio ha subido a lo largo de su largo desarrollo. Los funcionarios de la ESA, ArianeGroup y otros involucrados en el cohete han sido evasivos sobre su costo total. conferencia de prensa previa al lanzamiento En junio, los funcionarios se negaron a dar detalles sobre el precio por vuelo del Ariane 6, o cómo se compara el costo de producción con el del Ariane 5.

La reutilización de cohetes “será un desafío para ellos a largo plazo”, dijo Clay Mowry, presidente de la Federación Astronáutica Internacional y ex director de la filial estadounidense de Arianespace. Aun así, “han logrado grandes avances”, dijo Mowry, entre ellos un mayor encendido, mayor flexibilidad del vehículo y mayor capacidad de lanzamiento.

Walther Pelzer, director general de la Agencia Espacial Alemana, dijo que creía que Europa dominaría la reutilización en el futuro, pero no cree que sea el único factor que determinará el éxito de Ariane 6.

“Que un lanzador sea reutilizable depende del mercado”, dijo, añadiendo que los clientes a los que apunta Arianespace para Ariane 6 son diferentes de los que utilizan Falcon 9.

Independientemente de que un fabricante de cohetes europeo logre reutilizar el cohete pronto o no, el calendario de Arianespace para el nuevo cohete está reservado hasta mediados de 2028, con 30 vuelos planeados para una variedad de clientes. Esto incluye los 18 lanzamientos del Proyecto Kuiper, el esfuerzo de Amazon para construir una constelación de satélites de Internet en el espacio que intentará rivalizar con el servicio Starlink de SpaceX.

Tras el vuelo inaugural, se espera que otro cohete Ariane 6 vuele ya en diciembre. Se han programado seis lanzamientos más para 2025; el año siguiente están previstos ocho, incluido el de la ESA. Misión de Platónun telescopio espacial que buscará exoplanetas.

En la rueda de prensa de junio, Lucía Linares, responsable de estrategia y lanzamientos institucionales de la ESA, respondió a las dudas sobre la competitividad futura del cohete subrayando que la última palabra la tienen los clientes.

“Tenemos una cartera de pedidos completa”, afirmó. “Ariane 6 es la respuesta a sus necesidades”.

Fuente