Home Medio Ambiente El modelo de mercado de carbono de China puede guiar a las...

El modelo de mercado de carbono de China puede guiar a las economías emergentes

15
0
El modelo de mercado de carbono de China puede guiar a las economías emergentes


Además, los mercados nacionales de carbono se vincularán cada vez más, tanto directa como indirectamente. Los mercados nacionales generalmente se centran en reducir las emisiones internas, pero esto cambiará con el establecimiento de mercados internacionales de carbono bajo Artículo 6 del Acuerdo de París, y más países proponen impuestos al carbono para las importaciones de productos intensivos en emisiones.

Además de ser importante para alcanzar sus objetivos de emisiones, el enorme mercado de carbono de China tiene implicaciones para la implementación de mercados de carbono en todo el mundo.

Mientras que la mayoría de los demás mercados de carbono apuntan a reducir las emisiones totales de carbono, el de China apunta a reducir la intensidad de carbono. Los pilotos regionales de comercio de carbono del país se crearon durante una fase de rápido crecimiento del consumo económico y energético. En ese momento, establecer asignaciones de emisiones basadas en emisiones absolutas habría sido un gran desafío para los gobiernos piloto, por lo que las asignaciones se vincularon a la intensidad de carbono.

Los topes del mercado de carbono de China se establecieron utilizando un enfoque “de abajo hacia arriba”. Esto hizo que el gobierno estableciera el objetivo de intensidad de carbono (puntos de referencia) para las empresas interesadas. Luego, a cada empresa individual se le asignó la tarea de utilizar esas cifras para calcular su asignación absoluta de emisiones de carbono, haciendo referencia a su producción de carbono real. Finalmente, el gobierno cotejó estos derechos absolutos, cuya suma se convirtió en el límite de emisiones de carbono del mercado.

Este enfoque ascendente también se ha aplicado en economías emergentes como India e Indonesia, así como en los mercados provinciales de carbono de Canadá. Después de 2021, el mercado de carbono de la UE también introdujo una forma de ajustar las asignaciones de carbono en función de la intensidad de carbono por producto, junto con los límites absolutos de asignaciones sobre los que se construyó el mercado de la UE.

Aparte del diseño del mercado, la expansión de los mercados regionales de carbono de China para cubrir sectores adicionales tiene lecciones que ofrecer a los mercados de carbono a nivel mundial, particularmente en relación con la recopilación de datos y estadísticas. Esto se debe a que los mercados regionales del país se han ido expandiendo desde sus inicios, desde la generación de energía y la industria hasta incluir edificios públicos, transporte marítimo, transporte público y centros de datos. Se ha acumulado mucha experiencia en el proceso, en términos de recopilación de datos sobre emisiones para nuevas industrias.

Además, China ha explorado expandir sus mercados de carbono más allá de las emisiones de “alcance 1” para incluir también las emisiones indirectas. A diferencia de la UE y los EE.UU., los mercados de electricidad y calefacción de China todavía están siendo reformados, lo que significa que los precios están hasta cierto punto regulados. Esto dificulta que los proveedores de energía trasladen los costos del carbono al consumidor. Por lo tanto, los mercados de carbono de China cubren las emisiones de alcance 2. Esto incentiva la eficiencia energética entre las organizaciones y, en última instancia, ahorra electricidad y calor.

Hoy en día, los mercados de carbono a nivel mundial están adoptando más sectores y fuentes de emisiones, cuyas expansiones han sido informado por estas experiencias chinas. Los mercados de carbono de la UE y el Reino Unido han ampliado su cobertura al transporte marítimo, mientras que los de India, Tailandia y Japón están incorporando emisiones indirectas.

Un modelo chino a emular para las economías emergentes

Queda muy poco tiempo para que el mundo cumpla los objetivos del Acuerdo de París, es decir, limitar el aumento promedio de la temperatura global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. El año pasado fue el más caluroso registrado a nivel mundial y la Organización Meteorológica Mundial ha confirmado que estamos cerca de superar los 1,5 °C.

Por lo tanto, debemos promover reducciones de emisiones más rápidas y vigorosas a nivel mundial, especialmente en las economías emergentes. El mercado mundial de carbono tiene un papel importante que desempeñar en este proceso. También necesitamos desarrollar modelos de mercado de carbono adecuados para las economías emergentes, en lugar de esperar a que sus economías maduren antes de instituir dichos mercados.

La experiencia de China, la mayor economía emergente del mundo, ya se está aplicando en muchos de los nuevos mercados de carbono, como India e Indonesia. Los desafíos que enfrentan actualmente los mercados de carbono de China son también los de una economía emergente: las emisiones siguen aumentando, las estadísticas empresariales son inestables, falta capacidad de personal, la mercantilización del sector eléctrico y energético es rudimentaria y el sistema financiero necesita mejoras.

Los mercados de carbono de China equilibran el cambio climático y el desarrollo económico, y pueden utilizarse para promover la adopción de tecnología baja en carbono. La forma en que lo hagan informará y dará forma a los mercados de carbono de las economías emergentes de todo el mundo y ayudará a establecer un precio global del carbono.

Los ingresos gubernamentales provenientes de los mercados de carbono en las economías emergentes también les permitirán promover el bienestar público e invertir en industrias bajas en carbono, generando desarrollo económico y mejores medios de vida de manera sostenible.

Este artículo fue publicado originalmente en Diálogo Tierra bajo una licencia Creative Commons.



Fuente