Home Noticias Conozca la primera generación del Cuerpo Estadounidense del Clima

Conozca la primera generación del Cuerpo Estadounidense del Clima

8
0
Conozca la primera generación del Cuerpo Estadounidense del Clima
ab ab ab ab ab ab ab ab ab ab

A principios del verano, la Casa Blanca juramentó a más de 9.000 miembros de la clase inaugural de la Cuerpo Climático EstadounidenseLos miembros del cuerpo ahora están sirviendo en todo el país sofocando incendios forestales, ayudando a las granjas a adaptarse al cambio climático, instalando paneles solares, conservando las áreas silvestres del país y, por supuesto, ayudando a las organizaciones climáticas a crear contenido “moderno” para Instagram.

“El clima es la crisis existencial de nuestro tiempo. Los jóvenes lo entienden”, dijo Josh Fryday, director de servicios de California. “No se trata de una cuestión académica y creo que existe un deseo creciente y real de que la gente quiera ser parte de la solución”.

Inspirado en el Cuerpo Civil de Conservación de Franklin D. Roosevelt, el programa tiene como objetivo empoderar a la próxima generación para abordar el calentamiento global y sus consecuencias creando trayectorias profesionales centradas en el clima y centrándose en comunidades históricamente desatendidas.

En lugar de empezar desde cero, la Casa Blanca dio la bienvenida al ACC a organizaciones de conservación y servicios climáticos existentes en todo el país, incluidas AmeriCorps y el Cuerpo de Acción Climática de California.

Para quienes se han unido al cuerpo, es una oportunidad de satisfacer la necesidad de actuar durante una crisis que consideran existencial, unirse a una comunidad nacional de personas con ideas afines y comenzar una carrera en un momento en que los jóvenes encuentran difícil hacerlo. extremadamente difícil.

A continuación se presentan algunos miembros del cuerpo de California y sus historias:

Michelle Carranza, a la derecha, ha pasado el año aprendiendo todos los aspectos de la instalación de paneles solares.

(Alternativas GRID)

Michelle Carranzade 34 años, se pone a trabajar a las 5:30 am los días de instalación. Los veranos cerca de Sacramento son calurosos y nadie quiere instalar paneles solares bajo el sol del mediodía. Como miembro de Alternativas a GRIDCuerpo SolarCarranza ha pasado el último año trabajando con un equipo dinámico aprendiendo cada paso de la instalación solar, desde el diseño hasta el cableado y la colocación de los paneles en el techo.

Carranza siempre está trabajando con gente nueva. “Es realmente genial, porque siempre se aprende mucho”, dijo.

No es la carrera que ella esperaba: Carranza obtuvo un título de asociado para ser bombero y completó toda la capacitación que necesitaba para comenzar. Pero luego, sufrió una lesión que puso fin a su sueño. Su hermana planeaba tomar un curso intensivo de cinco semanas sobre cómo instalar paneles solares, por lo que Carranza decidió unirse a ella. La clase la inspiró a involucrarse más, por lo que solicitó participar en el programa SolarCorps de 11 meses.

Cuando termine su mandato en agosto, quiere ayudar a enseñar la misma clase que la llevó a la industria y quiere convertirse en electricista certificada. “Nunca hubiera pensado que me interesaría eso”, dijo. Siempre que surgía la oportunidad de aprender habilidades de construcción y de uso de herramientas eléctricas, los hombres de su vida siempre se lanzaban a hacerlo. Por eso, trabajar con sus manos en SolarCorps “fue bastante empoderante, especialmente por ser una mujer en el campo”.

Carranza asistió a la juramentación de la primera clase del ACC en junio. Ella cree que el ACC es más que una cuestión de justicia ambiental: se trata de devolver algo a todos en cada comunidad. “No se trata de ver esto como algo temporal… es una forma de vida”, dijo. “Cuando recientemente hicimos nuestro compromiso… nos sentimos aún más arraigados en nuestras creencias. Realmente sentimos que estamos haciendo una diferencia”.

Ana Cobarrubias de pie con una horca y una carretilla frente a una pila de compost.

Ana Cobarrubias trabaja con restos de comida en todas las etapas de su ciclo de vida en LA Compost. Los recoge de los residentes de Los Ángeles, los convierte en abono en centros de procesamiento y los distribuye a granjas y huertos comunitarios.

(Kevin Liu)

Ana Cobarrubiasde 26 años, dijo que su cohorte de compañeros “definitivamente trajo una vibra diferente” a Compost de Los ÁngelesLas comunicaciones de Cobarrubias son responsables de algunos de los éxitos de Instagram de la organización sin fines de lucro, incluidos Una parodia de la secuencia del título de “Full House” para reclutar nuevos miembros del ACC y Un meme de Nicholas Cage y Pedro Pascal como una carta de amor a un congelador lleno de restos de comida.

Cobarrubias, que creció en el centro de la ciudad, no fue a los parques nacionales cuando era niña (y no había ninguna educación ambiental más allá del ciclo del agua), pero siempre le encantó salir de todas las formas posibles. Después de que un mentor de Santa Monica College la ayudara a entrar en el mundo de la acción ambiental, encontró LA Compost en Instagram.

Ella ya lleva dos años con el grupo, trabajando en los mercados de agricultores de la ciudad, ayudando a gestionar algunos de los centros de compostaje de la organización y llevando compost a huertas y granjas comunitarias de la zona. “Han alimentado mucho mi confianza en este campo y siento que ahora tengo muchas más habilidades gracias a la beca”, afirmó.

Durante las horas que pasa en los puestos de los mercados agrícolas o en los centros de compostaje, Cobarrubias ha podido conocer mejor a la gente del sur de Los Ángeles, donde creció. Le cuentan sus planes para el fin de semana, las dificultades de sus propios experimentos de compostaje en casa o cómo solían hacer compost en sus países de origen. La experiencia también le ha dado la oportunidad de aprender terminología ambiental en español, que habla conversacionalmente con su madre, que creció en Honduras.

Si se atreve a alejarse del mercado de agricultores durante una semana, “la gente dirá: ‘Oye, ¿dónde está Ana? ¿A dónde se fue?’”, dijo. “Yo les digo: ‘Ay, me extrañan’”.

“Me siento muy honrado de formar parte del ACC”, dijo Cobarrubias, quien comenzó a trabajar en el Cuerpo de Acción Climática de California durante su año inaugural. “He visto todo el trabajo que han hecho todos los becarios en todo el estado… Si esto está sucediendo en el estado y podemos replicarlo en el país, eso me llena de esperanza”.

Sarah Thais con una cabra en el Paradise Grazing Festival.

Junto con el Consejo de Seguridad contra Incendios del Condado de Butte, Sarah Thais educa al público a través de asambleas en escuelas primarias y festivales de la ciudad, como el Festival del Pastoreo. Las cabras son bastante buenas para comer maleza inflamable. “Definitivamente pueden limpiar un área bastante rápido”, dijo.

(Lauren de Terra)

Sarah Thaisde 28 años, ha tenido que disfrazarse de mapache preparado para incendios forestales varias veces para ayudar a enseñar a los estudiantes de primaria sobre seguridad contra incendios forestales. Consejo de seguridad contra incendios del condado de Butte En el norte de California, Thais se centra en la extensión comunitaria, ya sea organizando eventos voluntarios para eliminar maleza inflamable (ingeniosamente llamados “Doom the Broom”), presentando mesas en festivales de la ciudad o dando presentaciones en escuelas.

“Incluso algunos profesores me dijeron: ‘He estado trabajando en esta escuela durante bastante tiempo y esta es la primera vez que alguien viene a hablar sobre seguridad contra incendios forestales’”, dijo Thais.

Para los tailandeses, los festivales son muy divertidos. Están el Día de Johnny Appleseed, la Fiesta en el Parque y el Paradise Grazing Festival: un día para crear conciencia sobre el pastoreo de cabras como método de extinción de incendios (les gusta comer el pasto seco e inflamable). Hay de todo: una demostración de pastoreo, productos relacionados con las cabras, un zoológico de mascotas y yoga con cabras.

Thais se ha preocupado por el medio ambiente desde muy joven: sus padres la llevaron a Yosemite cuando tenía apenas 4 años. En la universidad comunitaria descubrió su amor por los estudios ambientales (gracias a un profesor increíble) y se transfirió a Cal Poly Humboldt para obtener una licenciatura en esa materia.

Ahora, está trabajando en su maestría a tiempo parcial mientras presta servicio en el Cuerpo de Acción Climática de California. Allí, desde el principio, ha visto crecer el cuerpo en los últimos tres años y cree que contiene una lección para el ACC. “Habrá baches en el camino; todavía nos topamos con baches en este programa”, dijo Thais, “pero conseguir que haya más gente que se preocupe por sus comunidades es realmente fantástico”.

Taylor Vivona plantando un árbol con otro miembro de Tree San Diego.

Taylor Vivona, a la derecha, sostiene un tronco de árbol, planta árboles, enseña silvicultura urbana y dirige Tree Treks (donde él y un arborista certificado llevan a los residentes a una caminata educativa en un parque urbano) como miembro del American Climate Corps en Tree San Diego.

(Caifen Smith)

Taylor Vivonade 22 años, fue invitado al anuncio del Día de la Tierra del presidente Biden. Recibió una llamada vaga de su director preguntándole si podría “volar a algún lugar”. Unos días después, se reunió con Biden.

Vivona empezó en Arbol San Diego en septiembre de 2023 como miembro del Cuerpo de Acción Climática de California, donde trabaja en una variedad de proyectos, desde la plantación de árboles hasta la enseñanza de la silvicultura urbana.

También ayudó a desarrollar un programa llamado Tree Trek para conectar a los residentes locales con sus árboles locales y alentarlos a defender la idea de que haya más árboles en la ciudad. Vivona es el maestro de ceremonias y uno de los arboricultores certificados del personal habla sobre árboles y biodiversidad. “Tiene información sobre todo”, dijo Vivona.

Vivona nació y creció en San Diego. En la escuela secundaria, ayudó a organizar una huelga por el cambio climático, inspirada en las protestas de la activista climática Greta Thunberg. Junto con una clase de ciencias ambientales, la experiencia lo llevó al mundo de la acción climática y la justicia ambiental. Se graduó con una licenciatura en estudios ambientales, con especialización en sustentabilidad, justicia social y planificación urbana, y espera hacer carrera en ello.

En el anuncio del Día de la Tierra, Vivona conoció a futuros miembros del ACC de todo el país.

“Es realmente reconfortante y reconfortante ver que hay tantas otras personas que se preocupan por la situación”, dijo. “Es muy fácil desanimarse… es muy difícil encontrar esperanza, pero en momentos como estos uno piensa: ‘Bueno, tal vez podamos cambiar esto’”.



Fuente